Otras Técnicas Complementarias

Manopuntura Coreana



La Koryo Sooji Chim o Acupuntura coreana, es el resultado de un proceso de muchos años que empezó a finales de 1971 por parte del DR. Yoo Tae Woo.

Esta técnica supone un progreso reciente en el campo de la acupuntura y la moxibustión (que existen desde hace miles de años y nunca han sido puestas en duda); además respeta las leyes de la Medicina Tradicional China y contiene todos los puntos (unos 344) y meridianos (14) de la acupuntura clásica.

La mano es un plano del cuerpo a escala reducida y entre sus ventajas está:


  • El dolor del pinchazo es mucho menor, ya que las agujas empleadas son más pequeñas y finas y a penas penetran 2 ó 3 mm en la piel
  • No es necesario que el cliente se desvista y puede permanecer sentado o acostado durante todo el proceso.
  • Sus efectos pueden ser bastante rápidos e intentos.
  • La aguja se inserta en una zona donde ninguna estructura vital puede ser dañada por error.
Además de las agujas se pueden usar imanes o moxa




Y se pueden tratar enfermedades de nivel físico (dolores de espalda, de cabeza, cistitis, asma, migrañas, etc.) y de nivel psíquico (depresión, ansiedad, estrés...)




Auriculoterapia

Junto con los pies y las manos, las orejas forman parte de los microsistemas que podemos encontrar en el cuerpo y que nos ayudan a mejorar y a prevenir dolencias o problemas.

Cada sesión se ajusta a las necesidades del cliente, buscando siempre la evolución del mismo. Entre lo más demandado encontramos:
  • Ayuda para perder peso
  • Reducir la ansiedad
  • Dejar de fumar
  • O aliviar los síntomas de la alergia o el insomnio
Ya sea con una punción, imanes o semillas, es una técnica muy efectiva, usada desde tiempos inmemoriales y no sólo por los chinos (hay indicios de que los egipcios utilizaban un sistema parecido). Pero no fue hasta mediados del siglo XX cuando Nogier sistematizó los tratamientos y creó un mapa de puntos para identificar las áreas de trabajo.




ATENCIÓN: 
Ocurre con frecuencia en nuestra sociedad que vemos todo o blanco o negro. 
Cuando se oye hablar bien de un método (sea alopático u holístico), tendemos a creer únicamente en la eficacia de ese método, poniendo en riesgo nuestra salud y descuidando las visitas al médico. Bajo ningún concepto debe abandonarse el tratamiento marcado por un facultativo
El Reiki, la Acupuntura (en cualquiera de sus versiones), la Reflexología y demás técnicas complementarias, se deben usar como apoyo, aceptando el tratamiento de la medicina convencional como base de nuestro proceso curativo.